Fijar Metas



Fijar Metas
#Lluevenideas

 Fuente: Ylse Gonzalez 
@ylse78 / @enfoque1037

Cuando nos topamos con el fin de un año dando cabida a uno nuevo, llenamos una lista con propósitos que van desde dejar de fumar, levantarme más temprano, bajar de peso, iniciar un negocio propio, culminar mi carrera, viajar, leer libros que tengo pendientes, hacer nuevos amigos y un sinfín de objetivos que posiblemente cumpliremos a medias o dejaremos olvidados en la gaveta.

En estas fechas tenemos numerosos planes y metas sin sentarnos revisar sí realmente están en sintonía con un plan sólido construido a medida de mis experiencias y con las coordenadas correctas.Para ello no hay recetas, cada uno es un ser único con las habilidades necesarias para lograr lo que hayamos imaginado, sólo que debemos tener claridad en lo que se quiere. “Cuando tengas completamente claro quién eres, qué quieres y a dónde quieres ir, lograrás diez veces más que la persona promedio y también lo harás más rápido” -Brian Tracy-.

Detenernos un poco y realizar un plan adecuado a nosotros que me abarque principalmente a mí, luego incluiré a mi familia, a mi pareja, amigos. Debo comenzar por el principio; yo.

Muchas personas al realizar largas listas de objetivos van dando tumbos sin un camino específico, el resultado de esta travesía será “cualquier parte” que nos llenará de frustraciones y nos hará sentir derrotados. La casa, el negocio, el trabajo, la relación de tus sueños, seguirán siendo sueños si no tienes un plan de acción que los ponga a andar.
Definir una meta y colocar plazos de tiempo y de cantidad nos puede causar algo de tedio y en ocasiones por la falta de hábito, lo dejemos a mitad de camino. Es importante tomar en cuenta que la intención no es simplemente fijarlas sino cumplirlas. Comencemos con planes sencillos y de corto plazo como por ejemplo; ir al gimnasio en un período de tres meses y así ir aumentando las frecuencias hasta llegar al año convirtiéndolo en rutina.
Decide exactamente lo que quieres en cada uno de las áreas de tu vida. Claridad y precisión es un factor fundamental al momento de tomar decisiones, igual que establecer prioridades. Además que sea cuantificable y con fechas límites, tener un tiempo determinado nos permitirá ir avanzando.

En cada paso que damos podemos encontrar obstáculos, es importante definirlos y estar preparados para resolverlos e incluso cambiar de plan. Sé proactivo.
La preparación es un punto de atención al momento de llevar a cabo nuestras ideas, conocer qué queremos y hacia dónde queremos llegar es similar al salir de viaje y llevar nuestro equipaje preparado.

Cuando enrumbamos a cualquier tipo de proyecto encontraremos vientos a favor y en contra, unos más leves, otros de mayor intensidad. Avanzar, corregir y no dejar de avanzar se hace necesario para llegar donde queremos.

Orison Swett Marden escribió en su libro Pushing to the Front: “no hay fracaso para el hombre que conoce su poder, que nunca sabe cuándo está derrotado; no hay fracaso para el emprendedor decidido, la voluntad inconquistable. No hay fracaso para el hombre que se levanta cada vez que cae, que rebota como una bola de goma, que persiste cuando todos los demás se dan por vencidos, que sigue avanzando cuando todos los demás dan la espalda.


Mundo Emprendedor